buscar

Marcelo T. de Alvear 1119 [mapa]
Lun a Jue 10 a 13 y 14 a 16.30 hs. Vie 10 a 13 hs.

Paseos Romanos

Paseos Romanos

Silvana Chiozza

Del 06 de Noviembre al 21 de Noviembre de 2014 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

La cúpula de San Pietro en Roma está nevada. La vemos, está allí en el cuadro de Silvana. Apreciamos de golpe en la sucesión de imágenes la mirada de la artista, presente en la evidencia de paisajes dominados, a veces, por el azul del cielo. Una característica de este operar estético, nos parece, es la de revelar a través del explayarse de las formas, el designio de la estrategia compositiva.

 

La de un ojo conmovido e inteligente, fiel y a la vez audaz, resuelto a respetar transformando, en la medida en que impulsa la eficacia de un palpable afán constructivo. Este se impone, en principio mediante una horizontalidad sorprendente –casi una estructura mentis– y el devenir de ritmos que denuncian un sintetismo algo inquietante en la aparente sencillez del diseño creativo.

 

No pasa inadvertida la variación de los enfoques. En la vista del Gianicolo se combina la plenitud espacial despojada de detalles con las múltiples referencias de la zona intermedia, que caracteriza realísticamente y abstrae. Son dos aspectos aquí esenciales. La artista practica un falso realismo. Lo propone el manejo de los espacios y de la estructura cromática, al posibilitar la emergencia de transparencias inéditas, resultado de lo que está y persiste en el recuerdo. Son algunas sugerencias de estas visiones romanas –con la sola excepción del puente viejo de la Boca–.

 

Imágenes producidas desde la memoria,  capaces de aliar, uniéndolos, tanto lo objetivo como lo subjetivo en una autentica visión de mundo. Silvana la logra. 

                                                                                

Rosa María Ravera
Presidente de la Asociación Argentina de Estética,  ex Presidente de la Academia Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires
 

ARTISTAS PARTICIPANTES

  

Silvana Chiozza


Signos y colores delicados, donde los matices prevalecen sobre los contrastes, atmósferas suaves que parecen deshacerse en contornos nebulosos, donde se sumergen objetos impalpables, árboles, casas y figuras que pertenecen a aquellos sueños que nos gustaría que no terminaran jamás.

 

Tonalidades cambiantes que se pierden en tenues evanescencias. Esta es, dulce y alusiva, la pintura de Silvana Chiozza, argentina de lejana ascendencia italiana, y romana por adopción, desde que, llegada a Roma con una beca de estudios en el Instituto de Psiquiatría Infantil de la Universidad de Roma "La Sapienza", decidió abandonar la medicina para dedicarse al arte.

 

Un singular recorrido ha llevado a Silvana Chiozza por  el camino de una vocación que venía de lejos. Tenía siete años y ya estudiaba pintura con Valle Planas, y en casa con su abuelo, pintor de marinas de origen genovés. En el 1985 obtiene el título de médica. Combatida entre el psicoanálisis y la paleta de pintor, Silvana Chiozza ha realizado también otras experiencias artísticas, en especial grabados y Trompe l'oeil.

 

En 1988 se traslada a Roma, donde se dedicará principalmente a la realización de paisajes y óleos figurativos. Paisajes embebidos de encanto, composiciones que recuerdan las naturalezas muertas de Morandi. Pero siempre sensibilidades melancólicas, velos de diáfanas brumas, signos que nacen de una mano gentil y que revelan en un instante como podría ser todo aquello que no es.

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus