buscar

Elortondo 1837 - Beccar [mapa]
Tel 4742-6715
Mar a Dom de 12.30 a 19 hs.

www.villaocampo.org cultura@villaocampo.org

Palmira en Villa Ocampo

Palmira en Villa Ocampo

Muestra colectiva

Del 27 de Abril al 29 de Mayo de 2016 - Inaugura: 19hs 

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

Una instalación visual que abarca varias salas de Villa Ocampo y que remite a la antigua ciudad de Palmira, seriamente dañada como consecuencia del conflicto armado que se desarrolla en la región. La destrucción del patrimonio forma parte plenamente de la crisis humanitaria. No se puede disociar la tragedia humanitaria de las destrucciones criminales del patrimonio de la humanidad y del tráfico ilícito de bienes culturales
 
Palmira en Villa Ocampo es una acción contra el tráfico ilícito de bienes culturales y la destrucción del patrimonio cultural de la humanidad y busca generar conciencia sobre la utilización del patrimonio como arma y elemento de propaganda, y el tráfico ilícito de bienes culturales como mecanismo de recaudación de fondos para grupos extremistas.
 
La histórica Resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas No 2199, adoptada en febrero de 2015, condena la destrucción del patrimonio cultural y adopta medidas jurídicamente vinculantes para combatir el tráfico ilícito de antigüedades y objetos culturales procedentes de Irak y Siria.
 
“Esta resolución 2199 es un hito en el refuerzo de la protección del patrimonio cultural iraquí y sirio. Ya que reconoce explícitamente que el pillaje, destrucción y tráfico del patrimonio cultural no es sólo una tragedia cultural, sino también una cuestión de política y seguridad urgente que hay que tener necesariamente en cuenta en los planes de paz (…).
 
El tráfico ilícito de bienes culturales alimenta el conflicto y sirve a los grupos armados y terroristas para obtener ingresos. Esta resolución reconoce que hoy en día el patrimonio cultural se encuentra en la primera línea del frente en los conflictos y que desempeña un papel de primer plano para restaurar la seguridad y construir una respuesta política a la crisis (…) La protección del patrimonio cultural de Siria e Irak tiene implicaciones estratégicas mucho mayores, es fundamental para la identidad y la cohesión social de todos los iraquíes y de todos los sirios y es un requisito previo básico para una futura recuperación y reconciliación (…)
 
La destrucción del singular patrimonio cultural sirio e iraquí representa una pérdida para toda la humanidad y es nuestra responsabilidad común alzarnos para protegerlo” - Irina Bokova, Directora General de UNESCO
El evento en la Villa Ocampo es parte de la campaña mundial de la UNESCO contra la destrucción del patrimonio #Unidosxelpatrimonio,  #Unite4Heritage, inaugurada en 28 de marzo de 2015 y cuyo objetivo central es alertar y crear conciencia sobre la destrucción y el saqueo del patrimonio cultural de la humanidad que ha aumentado en los últimos tiempos.
 
En el evento quedará inaugurada la muestra de las piezas preseleccionadas del concurso Palmira en Villa Ocampo, uno de los ítems de la Campaña, así como también parte de la intervención de Villa Ocampo.
 
El Observatorio UNESCO Villa Ocampo tiene como misión principal plantear los grandes cuestionamientos, ser caja de resonancia de las situaciones contra la dignidad humana, estimular el debate y la reflexión, generar análisis y ser un punto de encuentro entre el pasado y el presente con miras al futuro. El Observatorio es un espacio dinámico y creativo que colabora activamente con el desarrollo de la sociedad con una perspectiva cultural.
 
"Debemos responder a los artífices del odio que desvían la historia y las religiones para hacer escuchar otro mensaje: decir que el patrimonio no son solo piedras y edificios, sino valores e identidades." dice Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

ACTIVIDADES

 
La acción del Observatorio Villa Ocampo consiste en tres actividades:
 
1. Inauguración de una intervención artística el 27 de abril en Villa Ocampo para generar conciencia sobre la importancia del patrimonio, ilustrar el valor de cada hito y concientizar sobre la importancia de salvaguardarlos.
 
2. Realización de entrevistas a expertos convocados especialmente para la ocasión, con el objetivo de generar una reflexión que aporte insumos valiosos y sustanciales para hacer frente a esta crítica situación.
 
3. El Concurso Palmira en Villa Ocampo para expresar el valor de la salvaguardia del patrimonio material e inmaterial de la humanidad y la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales en favor de las generaciones futuras. Es una invitación dirigida a todas las personas del Cono Sur para intervenir creativamente imágenes y fotografías de Palmira y de Villa Ocampo con la intención de fomentar el papel de la cultura como factor de tolerancia y de diálogo entre los pueblos y así contrarrestar el extremismo violento en todas sus manifestaciones
 
Es una iniciativa excepcional en respuesta a la destrucción del patrimonio material e inmaterial de la humanidad y al tráfico ilícito de bienes culturales como mecanismo de recaudación de fondos para grupos extremistas.
 
 
Las excavaciones ilegales y el saqueo han aumentado de modo exponencial desde el inicio del conflicto en Siria. Estos actos han dañado numerosos sitios históricos y museos, y buena parte del patrimonio sirio ha desaparecido del país para alimentar el mercado negro y las colecciones privadas.
 
Muchos sitios arqueológicos en Siria fueron objeto de excavaciones clandestinas realizadas por grupos organizados y armados. Los objetos arqueológicos de alto valor cultural tomados en estas excavaciones son un negocio muy lucrativo para los marchands y dealers sin escrúpulos que operan tanto local como internacionalmente.
 
Los sitios arqueológicos situados cerca de las fronteras son los más susceptibles a sufrir este tipo de destrucción y saqueo ya que su ubicación permite mayor velocidad para exportar ilegalmente las obras.
Gran parte de las colecciones de los treinta y cuatro museos sirios fue transferida a depósitos seguros. El mayor daño a los museos ocurrió en la región del noroeste del país donde hubo gran cantidad de saqueos y muchas de obras aún no fueron encontradas. 
 
Las evidencias del saqueo en Palmira ponen de manifiesto la necesidad de prevenir el tráfico ilícito de bienes culturales. Luego de la liberación de Palmira, la UNESCO hace un llamado permanente a todos los actores del mercado internacional de arte para prevenir el tráfico ilícito en todo el mundo.
 
El tráfico ilícito de bienes culturales ha pasado de ser un fenómeno local a ser uno que actualmente opera a escala internacional, involucrando la circulación física de objetos desde países fuente, a través de países de tránsito a países de destino final donde pueden ser comercializados fácilmente. Los grupos delictivos organizados que negocian con bienes culturales operan a través de las fronteras mediante redes de traficantes, autoridades sobornadas y destinatarios, interviniendo en cada etapa del esquema de tráfico ilícito, incluso en la reintroducción de los objetos al mercado.
 
Según una investigación realizada por la Cámara de los Comunes del Reino Unido en julio de 2000, el tráfico ilícito en objetos antiguos tiene un valor estimado superior a 6000 millones de dólares anuales. Junto al tráfico de drogas y armas, el mercado negro de objetos antiguos y culturales es uno de los comercios ilegales de mayor persistencia a nivel mundial. En los últimos diez años, el valor de las ventas ha registrado un crecimiento del 50% y un crecimiento sin precedentes de las ofertas a través de Internet.
 
Según las investigaciones realizadas sobre el tráfico ilícito en obras de arte a nivel mundial, se  estima que el 98% del precio final de mercado de los objetos se queda en el bolsillo de los intermediarios. Desde la excavación ilegal hasta la venta final, el valor de las mejores obras de arte se multiplica por 100, un incremento superior al que se registra en las drogas.
 
Maurizio Fiorilli, Abogado General Adjunto del Estado italiano que presidió la Comisión Ministerial para el retorno de objetos antiguos exportados ilícitamente, estima que el 80% de las antigüedades etruscas y romanas que actualmente están en el mercado son de procedencia ilegal.
Según Alain Godonou, antiguo Director de la École du Patrimoine Africain (EPA) y actualmente Director de la División de Objetos Culturales y Patrimonio Inmaterial de la UNESCO, la mayor parte de los países de África han perdido el 95% de sus bienes culturales.
 
Desde 2002 hasta ahora, Egipto ha recuperado 5.000 objetos de procedencia ilícita. En 2003 el contrabandista Alí Aboutaam fue detenido y condenado a 15 años de cárcel por haber exportado ilegalmente 280 objetos culturales.
Al final de la guerra de independencia de Bangladesh (1971) 2.000 templos hindúes fueron destruidos o gravemente dañados y 6.000 esculturas fueron exportadas por contrabandistas.
 
Durante las operaciones contra Saddam Hussein en Iraq, aproximadamente 15.000 objetos del Museo de Bagdad fueron robados. Se recuperaron 7.000 de esos objetos: 2.000 en los Estados Unidos de América, 250 en Suiza, 100 por parte de los carabinieri de Italia, 2.000 se interceptaron en Jordania, y otros lo fueron en Beirut y Suiza mientras estaban en tránsito hacia Nueva York.
 
En 1970 un traficante italiano trató de exportar ilegalmente 12.000 objetos arqueológicos del Ecuador, donde cientos de yacimientos sufrieron daños.
 
Se estima que 1,6 millones de objetos culturales procedentes de China están dispersos en 200 museos de 47 países y que hay millones en colecciones privadas. El servicio de aduanas de Shenzhen encontró 30.000 objetos en 10 años.
 
 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus